La niña que recibió un disparo a principio de mes, recibió hoy el alta médica. Estaba internada desde el día 7 de octubre en el Hospital Zonal.

Tras dos semanas de internación en terapia intensiva, de pasar por una operación de urgencia y haber mantenido en vilo a la comunidad de Caleta Olivia, la beba de 11 meses que había recibido impactos de bala y estuvo grave, finalmente recibió el alta médica.

El magistrado Gabriel Contreras, que se encuentra al mando del Juzgado de Instrucción Penal N°2. «La nena está mejor, evoluciona bien, ya está comiendo hace tres o cuatro días», manifestó el juez, quién anticipó que era inminente el alta médica a la beba. Finalmente, este jueves por la mañana se confirmó.

Recuperación «milagrosa» de la beba e investigación en curso en Caleta Olivia

La beba resultó herida el pasado viernes 14 de octubre alrededor de las 17 horas en el barrio Rotary XXIII. Esa tarde, la madre y el padre de la menor -que son enfermeros- iban a la casa de una paciente de salud mental para colocarle un inyectable, pero no la encontraron en la vivienda. Lo que vieron fue a varias personas que tenían muebles en el exterior del domicilio, como si se tratara de una mudanza. En realidad estaban intentando usurpar el lugar.

Ante esto, el padre de la criatura, Darío, preguntó a las personas por la mujer que buscaban, pero recibió una respuesta negativa y un «rajá de acá» que lo asustó e hizo que se apure al retirarse en su auto. Su pareja estaba sentada en el asiento de atrás y en sus brazos tenía a su beba de 11 meses. Sin embargo, en el camino fueron interceptados por dos autos, el enfermero intentó irse, pero terminó colisionando uno de los vehículos. Fue en ese momento cuando un hombre armado comenzó a efectuar disparos e hirió a la beba.

Al ver que su pequeña hija había sido herida, los enfermeros fueron rápidamente hasta el Hospital Zonal, donde los médicos intervinieron quirúrgicamente a la nena y la dejaron internada en terapia intensiva infantil. Según trascendió en ese momento, la madre y el padre de la menor tuvieron un ataque de nervios mientras la beba era atendida por los profesionales. Además, fue la policía adicional del nosocomio la que dio aviso al personal de la Comisaría Quinta.

Cómo sigue la causa

Esta situación ocurrió el viernes y en un día y medio la Justicia ordenó que se realicen cinco allanamientos en distintos domicilios de la localidad de El Gorosito. Fue el domingo, cerca del mediodía, cuando el personal de la División de Investigaciones de Caleta Olivia y Pico Truncado, de las comisarías Quinta y Tercera, de Infantería y del Grupo de Operaciones Especiales llevó a cabo las tareas.

Los procedimientos tuvieron lugar en viviendas de las calles Valente, San Luis, Cabo Primero Benítez, Virgen del Valle. En una conferencia de prensa que realizaron en la Unidad Regional de zona norte, entre el comisario mayor Pablo Rodríguez, el comisario inspector Pablo Méndez, el comisario Juan Perea y en comisario general Juan José Pérez, destacaron el trabajo que se realizó en conjunto con la Justicia.

“Fue rápido el accionar de la Policía para poder esclarecer este hecho que fue de público conocimiento y tenía consternada a la sociedad por la situación”, manifestó Méndez. Y agregó: «Trabajamos a través de cámaras de seguridad que se encontraron alrededor de donde ocurrió el hecho y de testimonios de personas que no quieren brindar su identidad por temor a las represalias».

Además, confirmaron que el resultado de los allanamientos fue positivo, ya que se secuestraron dos armas de calibres 32 y 38, celulares, prendas de ropa y detuvieron a un hombre de 25 años sindicado como posible autor de los disparos que hirieron a la criatura de 11 meses. Además, en esa ocasión el personal policial logró la detención de una joven mujer de 18 años -hermana del hombre que está preso- por intentar entorpecer el trabajo de la fuerza de seguridad.

Proceso

El detenido, de apellido Sosa, se encuentra alojado en las instalaciones de la Comisaría Segunda de la ciudad caletense y fue imputado por «homicidio en grado de tentativa» que prevé una mínima de 5 años y una máxima de 12 años, según había informado el doctor Gabriel Contreras. El joven no tiene antecedentes.

Además, el magistrado comentó a este medio que la semana que viene se vencería en plazo de 10 días hábiles para resolver la situación procesal del hombre. Aunque por esos días el juez prometió dar más detalles de la causa y explicar qué medidas tuvo en cuenta para tomar su decisión, todo indicaría que Sosa sería procesado con prisión preventiva y esperaría el juicio tras las rejas

Fuente: La Opinión Austral