Nuevamente, el gobierno provincial, no cumple con lo firmado. El año pasado representantes del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Santa Cruz, la empresa Interoil argentina S.A. y el ministro de trabajo, Teodoro Camino, firmaron un acuerdo de partes que marcaban una serie de puntos que tenía que cumplir la empresa y el ministerio tenia que supervisar y ver que se cumplieran en tiempo y forma.


Tras las denuncias expuestas por el sindicato y sin obtener respuesta alguna de parte del gobierno provincial, los trabajadores se movilizaron hacia el Instituto de Energía de la provincia de Santa Cruz. Con la consigna “Fuera Interoil” un centenar de trabajadores petroleros se marcharon para hacer escuchar los reclamos por la falta de inversión en la operadora internacional.

Sobre finales del año pasado, se firmó un Acuerdo de Partes, el diputado por el municipio de Las Heras, Hernán Elorrieta, estuvo en reuniones que marcaron un calendario con pautas de trabajo, entrega de indumentaria, elementos de seguridad y otros puntos que tenían como objetivo mejorar las condiciones de trabajo de los petroleros.

Más de 160 empleados, como contratistas del sector confiaron que la empresa y el gobierno cumpliera con la promesa de invertir en las áreas de Campo Bremen, Moy Aike, Chorrillos y Océano. Algo que no sucedió, y no sólo eso, sino que las promesas se transformaron en decepciones e incertidumbre para los trabajadores con el paso del tiempo.

Hoy, a más de dos años de realizar la compra, Interoil presenta un estado de vulnerabilidad absoluta, sin entregar los elementos esenciales a los trabajadores para que puedan desarrollar sus tareas en los yacimientos, los que se encuentran en un estado total de abandono, sin mantenimiento alguno a raíz de la falta de inversión.

El legislador provincial del partido SER culpó a Matias Kalmus, presidente del IESC por no controlar a la empresa. “Nuevamente, Kalmus, hace vista de las malas decisiones de las operadoras, son cómplices de esta desidia. Estos funcionarios del Gobierno Provincial vulneran y pasan por encima todas las leyes y, ponen en juego la estabilidad laboral de ciento de trabajadores petroleros”.